Trendsdencies

RECURSOS NATURALES

Publicado el 23 de noviembre del 2016
“La FAO insiste que esta generación puede erradicar el hambre” (La Vanguardia 14-10-2015)

Soy optimista respecto a la disponibilidad futura de recursos naturales debido, principalmente, a la tecnologia; si bien advierto del riesgo de guerras por el agua si no se encuentran soluciones para su adecuada redistribución.

Thomas Malthus fue un economista británico (1766 /1834) que defendió la tesis de que, debido a que la población mundial crecía en progresión geométrica mientras que los recursos naturales solamente lo hacían en progresión aritmética, el mundo se volvería insostenible por falta de materias primas y esto llevaría a la humanidad a terribles hambrunas e, incluso, a su desaparición.

Es evidente que las llamadas catástrofes maltusianas no solamente no llegaron a producirse sino que la humanidad ha crecido fuertemente sin quedar desbordada por problemas incontrolables de materias primas.

En el año 2050 se prevé que hayan 2.300 millones de personas más que en la actualidad y que el 70% de la población sea urbana (49% en la actualidad), lo que plantea unos retos de abastecimiento y logística enormes.

No obstante estas dramáticas cifras hay que confiar en que las nuevas tecnologías y un uso más eficiente de los recursos van a permitirnos superar estos retos. Por ejemplo, las energías alternativas y el aumento de eficiencia energética, los alimentos transgénicos y las nuevas técnicas de cultivo, la explosión de nuevos materiales así como las nuevas tecnologías para el suministro de agua potable.

El agua potable es, quizás, el principal problema de abastecimiento con que se encontrarán amplias zonas del globo en los próximos años. Aunque en el mundo hay mucha agua potable está geográficamente mal distribuida y además hay que tener en cuenta que las actividades agrícolas representan dos tercios de las extracciones de ríos, lagos y acuíferos. La tecnología y unas mejores prácticas deberían encontrar formas más eficientes, y con menos consumo de energía, para que el agua potable pueda llegar a todos los rincones del planeta.

Además, hay que tener en cuenta que existen numerosos países que dependen del caudal de ríos procedentes de otras naciones vecinas, lo que constituye una potencial fuente de conflictos.

De no encontrarse soluciones a estos problemas es muy posible que las guerras del futuro sean por el control de este elemento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *